miércoles, 21 de noviembre de 2012

Amor de lunas

"Casi se me acaba la fe...
casi se me escapa el amor...
casi se me quiebra la inocencia...
casi me rendí... 
Hasta que pensé en ti."


Tiéntame labio de perfil divino
mirada altiva, ojos color ámbar
para noches de luz, dulzor amado
mudas se hicieron ante su mirada.
Y de mis tiernos besos, sorprendidos
que se ocuparon de su noble cara,
fueron mi estancia de febriles juegos
y, en silencio su pupila sacra.

¡Amóme el cielo, revivieron almas!

Elisa en: "El Ruiseñor"

Dos décimas



Dame tú la vida y gozo
avecilla de alegría,
apurando cada día
de la vida en un retozo.

Este canto de alborozo
cuando el sol sale y saluda,
que no te quepa la duda
el fulgor de mi alumbrado
cuando cruzan por el vado,
si sé lo mucho que ayuda.

***

En el dulzor de ternura
del oro  de tu tesoro,
soy regalo en este coro
con el verso de lisura.

Y te lo doy por ventura
como si fuese una fiesta,
siendo palabra modesta
en la estrofa que se afirma
cuando le pongo mi firma,
a décima sin orquesta.

Elisa
(De: El dulzor de la ternura)

domingo, 18 de noviembre de 2012

Ella nos reclama


 Foto: alattkeva
Por la ruta, la tierra nos reclama
su aliento de un amor multiplicado,
si acaso algo más, un jirón de vida
y convencidos somos de sus vueltas.

Hasta pensaba algo más trascendente:
La ecuación del alma y su cifra divina...
¡Dime entonces, si fuimos o si somos
por aquéllo que falta y que tuvimos!

Sabemos que es muy difícil pensar
en la soledad del hueso sin sueños...
En las alas que no existen sin Dios
pero nunca olvidamos sus pupilas.

Indagamos el paso y nos perdemos
en otros más lejanos de las almas;
levantamos montañas sin querer
y, queriendo, evitamos los puentes.

Cuando todo esto pase, volaremos;
nuestro vuelo será semilla al viento
con su eterna estructura hecha de barro,
en tránsito de muerte y vida nueva.

¿Será que debo sentir... y saber,
estremecerme por ser del mundo
y dominar mi latido silvestre,
y una lectura en barro,  su mensaje?

¡Pues un sólo guijarro en el calzado
consigue despertarnos los sentidos;
cómo vamos a pensar que escuchen
tanto grito de barro y conmoverse!

alattkeva-12


lunes, 12 de noviembre de 2012

115




115
Quien te mira, Amor, 
contempla en un rincón
cómo revuelves este mundo 
y cómo miras
desde la oquedad oscura donde habitas,
para saber de los dedos cálidos del alba.
Quien te mira Amor,
se hace plomo derretido 
en los silencios,
para salir del fuego como ave fabulosa
y conocer dónde se anida una esperanza.


alattkeva-10
(Alrededor del Amor)

domingo, 11 de noviembre de 2012

Mientras vuelves...



Mientras vuelves...
y piensas en la Luz 
diáfana y acuosa de los llantos,
con los detalle alrededor de las sombras
y ellas sugieren a la luna poesía,
verás cómo sube el agua de la alberca
y te contagia;
con los gnomos, las hadas y los duendes.

Mientras vuelves
la infancia en los astros te sugiere
que siendo del polvo y de su viento,
una grávida semilla sin olvido;
viajando en su cometa.
también en la oquedad silente de los riscos
se iluminará de sueños  con palabras.

Mientras vuelves...
La escritura al viento se alimenta
descifrando caricias en las lágrimas;
y habrá un discurso del aire y te convence
la llovizna jugando con presagios
y la ilusa, pregonando con sus gotas,
que todo tiempo se enjuga con el agua.
...
Mientras vuelves, amiga;
este rimero de letras que te espera
se alegrará contigo en la distancia
y seremos el báculo en que apoyes
el canto que te lleva por caminos
alegrando entre otros pasos,
el que descansa.

A. Elisa lattke V

jueves, 8 de noviembre de 2012

...huellas en el camino


Como un remolino en el agua del río
la vida se acumula en las calles del pensamiento;
ella se escurre por las rendijas,
trasciende en las cavernas de los cerebros
y conjuga los recuerdos de la memoria.

Como un remolino en la estancia del tiempo,
se  dirime el contenido de su densidad
inundando la demografía de todo lo vivido,
de todo lo que fue, es y será...
Y seremos conducidos al desagüe
por inservibles al cometido verdadero
o, flotaremos grávidos
evitando el mal que criba el resultado.

Dentro como el ojo del dios menor que siempre mira,
veremos la conciencia individual agazapada,
sin forma humana porque ella no nos pertenece
mientras seamos de la sombra,
mientras no sepamos salir de ellas...
Confundidos y a tientas
buscaremos una salida hasta que demos con la Verdad.
La Luz, interruptor del alma, nos hará tangibles,
nos descubriremos y conoceremos quiénes somos.
Pero para entonces tendremos que saber
porqué hemos vuelto...
...
Sí, seremos seres impensables pero sí explicables...

Números o palabras en renglones que se heredan.
Historias de vida en la acuosa pupila que nos descubre,
frágiles, maleables y alumnos aprendiendo de nuevo
porque estamos con nosotros, pero somos ya maestros.

¡Ah, cuanta culpa en el cieno que se ignora
por no saber ser del cielo de acogida!
¿No será más bien que ese 'dios' tan buscado
esté y haya estado en nosotros... todos...
y andamos a oscuras sin saber cómo encontrarlo?

¿No será que Él en su infinito Amor
se ha repartido y necesite de nosotros,
porque siendo Padre y Creador manco ha quedado,
mutilado acaso  por darnos tanta vida
y quiera que sepamos, que siendo Uno,
seremos por fin cerebro y bienvenida.

-¡Ah, bendecida es la idea de un Dios cuando la Fe no falta!
...

Sí, eso quizá seamos todos los que  en el interior  guardando tanta vida como energía, llevando nuestros pensamientos en esa misma corriente del río pensante, que así discurre interactivo con otros seres inteligentes que piensan lo mismo y por la mismas calles de ciudades interiores; caminamos sin saber o sabiendo donde nos dirigimos, a veces con el temor de descubrir lo bello o lo malo entre tantos Km andados, pero desde el mismo punto donde nos dejaron y tuvimos una pequeña o gran historia que marcó el futuro; muchas veces sedientos de esa anterior realidad que se añora o..., abiertos a la que puede ser parte de algún sueño inesperado que sucederá en cualquier momento, un mañana den la luz del mundo cuando ya la misma empieza a apagarse de nuevo. Por eso te entiendo y te leo dentro de mí, mi querida Alma.

Esto que te dejo forma parte de  esos seres impensables pero sí explicables que somos  todos, pero todos los que están atentos a la razón que nos mueve por este lado del Universo, donde la vida aún cabe en un puñado de letras y renglones, donde ella confunde o e confunde; donde trata de defenderse  de sus detractores o críticos, donde te sientes desgarro de una misma piel que se estira  y se estira desde el suelo hasta su cielo de forma interminable. ¡Ah, trilogía de ser en lo mismo que se vive y se ha entendido siempre! Porque hasta eso debo de tener a mis años para sentir que la palabra forma parte de mi herencia en esta fusión de vida que me debo y, fiel, hago de la misma un disfrute en la memoria esparciendo pensamientos. Por eso camino observando qué llevan otros pensamientos, leo y las letras juegan ante mi mirada y me describen otros mundos aún sin descubrir, sin haberse vivido, pero lo más hermoso de todo es sentir que caminas entre ellos y que es la prosa y la poesía la que lleva en la misma corriente. Todo ello me sugieren un mundo, tú, el otra, ella, tantos que sí son fructíferos cuando pasamos por sus realidades, pero siempre hay quien se queda en la nuestra para siempre. Es como ir de forma paralela a quien camina por la misma ciudad pero en hemisferios cerebrales diferentes, son otras preocupaciones mientras se piensa, medita y mira lo que lo rodea, pero a veces debes sentir su mundo interior con el peso de su tiempo y no de la edad que ese es otro... Unos ya vuelven...

Alma, te dejo, sólo voy de camino y comentando lo que tú me sugieres mientras la ciudad interior me brinda su paisaje y el de sus gentes... Disfruto pero también me preocupo, comprendo y veo que todos convergemos al final en ese punto...

Australia Elisa Lattke V

sábado, 3 de noviembre de 2012

Autodefinición

Cuando 'parasitas' por comodidad en estos medios y no eres elemento útil,
 sabes que no has dado nada a quien debes dar una esperanza interior, 
un apoyo necesario y un etímulo creíble, porque hay demasiados 'gurus'
para enfrentarnos a lo que brota de las buenas almas;
pues entendemos que en los esquejes del Árbol de la Vida hay siempre brotes verde,
los auténticos que pueden mejorar la realidad individual 
y ofrecer el contenido que nos hace mejores si los compartimos, sin egoísmos.
Donde la verdadera luz ilumina, 
la que apenas miramos dentro de nosotros mismos, 
y todos si se lo proponen la llevan...
Si nos da de lleno, nos descubrimos a oscuras. 
Entonces, meditas y escribes preguntando:

Quizás seas del rumor o la leyenda
deshaciendo ropajes del alma.
Con la mirada al frente,
 con un atadillo de los sueños últimos
 o ese pensar de inquieta calma; 
pero en un laberinto de estaciones idas,
favoreciendo las propias ilusiones o, un acaso, 
echándole un brochazo de color a la vida.
Hay penas por dentro entre corolas,
aromas de angustias del Ser que las transmite
para mover a la esperanza y al desafío;
zarandeos que se sienten por el alma que nos prestan.
Porque falta otra 'polenización espiritual';
si no, no te vencerían tantas sombras
en ese despertar de picotear tantos cascarones
de otro nacer para vivir muriendo, 
en busca de la verdadera luz.
Y, por no gestarla, añoras las auroras de otros soles.
Eres como un planeta oscuro,
un grano de arena o mera molécula o copúsculo 
de la obra de Dios interminable.
*

Foto: felicastilatt/12



Insisto:
Mi pueblo no es este, vine de muy lejos...
El tiempo me trajo a otro proyecto,
un sueño que se acabará como el de tantos otros,
una necesidad impuesta en 'el disco duro', 
como esencia de un Todo en la de todos.
Pero sonrío al verme aquí dentro encerrada,
"en libertad condicionada"...
Donde un sueño del que ya voy despertando
recoge mi sentir perfecto,
porque en el se anidan todas mis verdades.
Me sabes, me sé, me entiendes y me ves.
Y soy de tu nada en la propia, un algo surgiendo sin parar;
me ves, te veo, me sientes en tu envés...
-¡Somos dos..., millones inconmensurables de mundos propios
en un sólo ser, Amor in crescendo!
Zarandeos te dan los semejantes
y, piensas, si eres de verdad, si existes
como la enredadera en un ciprés 
cuando apenas ves una parte del cielo,
pero floreces y te alimentas de lo mismo.
Vives parasitando en la realidad del mundo
aunque no lo veamos así, por la necesidad de supervivencia;
aportando lo mejor del bien común y espiritual.
-¿Lo hacemos conscientes de los mismo que exigimos para todos?

Y de nuevo surgen las preguntas:
 ¿Siempre florecerán mis manos 
entre otras enlazadas,
 habrán pájaros en los sueños, 
mariposas blancas y azules rondar el jardín de la imaginación, 
pero me dirán loca si me enamoro del viento y de la luna?
...
Escribes:
 Hubo más dolor y expuse mis sentimientos al juicio de las gentes, 
escribí para deshacerme de ser lo que no soy o,
 de hacer lo que debo por ser..., 
por imposición del mundo por sentir y hacer lo que siento. 
Acaso, necesite descansar entre el murmullo. 
Las palabras tienen el poder de romper o unir
 y, a veces, también nos obligan a desaparecer por un tiempo.
por no ser imprescindibles.  
Es que se medita, piensas y desde los adentros te aconsejas.

Hay demasiado por hacer para el espíritu único, 
para poder saber qué no hicimos mientras pasábamos
y un tanto más como hubiésemos deseado.
Y yo, con mi pequeño 'ego' del mundo caminando sonriente.
-Ah, nunca pasé por pasar allí donde me dejé el corazón.


alattkeva