domingo, 30 de septiembre de 2012

"¡Pelillos a la mar!"


...Y si la mar se enarbola
y no respeta los diques,
al campo ya no le importa
ir a la par y con pique.
¡Que no hay ventanas en vientos
ni visillos pone el mar,
sólo la espuma que sube
con su arena en temporal!
Que para vivir las olas
mecidas van a galope,
montadas y tan contentas,
dejando ver de su escote;
ese vaivén de sus prisas
en caprichoso rebote.

Ay, este mar no se inventa
si lo vemos suspirar,
pues navega mi verseo...
¡y "¡pelillos a la mar!"

Elisa en: "Don Anselmo"

jueves, 27 de septiembre de 2012

Trazos de camino




En tu boca navega mi sonrisa...
Me escondo de mis trazos en tu cielo,
y no finjo a la luz de quien te mira
y no escapo al latido de su anhelo;
pues la vida es honesta derrapando...
Nos susurra queda, disoluta dentro
estafando un tiempo de libélulas.

La luna encaramada, se sonríe,
Recuerda a la mujer que ya es abuela.


A. Elisa Lattke V. 
(Bern, Schweitz-Okt/2010)


martes, 25 de septiembre de 2012

Bruñendo mí poesía


Hay sombras que no nos nombran por no asombrar a su sombra.
Foto: alatkeva-12


Luna, no debo dormir si tú no duermes...
Se ha llenado la noche de vacíos
y te veo mi estrella pálida y sombría,
permaneciendo inmóvil en silencio.
¡Se te han caído encima todos los inviernos!

Ya se sienten los pasos del otoño,
las montañas me esperan intranquilas
y se cambian a ocres los castaños
madurando sus frutos en la umbría.
Empezarán los dedos del invierno
a tocar con su llovizna los cristales
de las viejas casonas campesinas
donde el viento mueve los fanales.
Tus ojos ya no miran mi tiempo
en su hechizo que es brisa, no sonríe
al mirar tu cabello alborotado;
y tampoco se mezclan las esferas
compartiendo su energía.

Si un duende me dijera de tus sueños
no habrían estériles madrugadas
esperando un cansancio amanecido.
Y aunque sé qué temes y te angustia...
Seguiré bruñendo de amor mi poesía.
¡No te preguntes aún porque no llueve
cuando naufraga un corazón por la bahía!

Elisa en: "Don Anselmo"

lunes, 24 de septiembre de 2012

Un poema con: ERNESTO CORTAZAR - Blue Waters

Un verano-2013

Allí están ellos enfrentados al futuro de sus vidas. Son dos de mis cuatro hijos, son hermanos y conversan de sus pasos por ella. La mayor llena de Amor y resolviendo proyectos para llenarse de conocimientos; el otro, afianzando su realidad con lo que tiene que ya es bastante por lo aprendido, pero aún no se llena, sigue soñando, buscando hasta hoy el Amor verdadero, su equilibrio basado en la entrega y la sinceridad de una pareja. ¡Dios, has de ello una realidad! (alv)


Un número


  "¡Dios mío, Dios mío!
 ¿Por qué me has abandonado?"
(Tehilim / Salmos 22:2)      



No es que quiera recordar la sangre...
Sí, la ascendente derramada.
Atropello a la vida como en otras
en el tiempo de las piedras sobre lozas.
Aferrarme a su historia. No olvidarla.
Hay fuerzas malignas, capases de romper futuros
modificando siempre resultados;
hay ríos fluyendo de las letras
vaciándose de las venas del mundo
a través de los hombres, en presentes y pasados.

Hoy no estoy por mí, les represento;
de repente soy como ellos otro número
de un tronco vivo sin mortaja;
no podría ser menos, renaciendo
del recuerdo fantasma de sus ánimas.
Quiero en este hoy vivo del reposo
dormirme sobre sus pasos 
hacia el mismo pozo de la mente,
en el estertor interior de la memoria...
Juntos en el grito de la palabra ausente
y hasta en el descerrajado cerebro sin olvido.
No hallo otra manera de soltarme de las púas...
De estos lazos de esclava....
Del textil a rayas de sus días...
De mi estrella...
Poniendo ramos y coronas con mi verbo,
pudiendo ser locura que pesa y nunca calla
en horas de su angustia en que morían.
Comprobando, qué nos hace al tacto esdrújulo
de lo que estruja el recurso y no envilece, 
sin desprecia, ni segrega o huye en diáspora
como un número más para ocultarse.
O ese otro, uno más para aferrarse
a la memoria que se duele;
si siendo pueblo en las señales,
se confundió orando en su desgracia
¡y Dios estaba ahí  con sus corderos
y era fiel a su huella sin cábala!

alattkeva-12

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Bajo la cúpula



Ando buscando una respuesta 
a las causas que tienen los sentidos, 
si por permanecer dentro de nosotros 
no hay mayor dificultad en discernirlos. 

Se alienta el alma, aviador de asiento 
para este cuerpo escriba de los siglos. 
Ayer uno, mañana quizá seamos otro, 
sólo energía, combustión, 
posiblemente olvido 
... turnándose a tiempo al frontispicio; 
una portada donde descansa un sueño 
y, bajo media cúpula de luz donde nacemos, 
erguidos como columnas nos sostenemos; 
pero somos la única seña de amor 
capaz de estremecernos. 

Se apura el tiempo y ciegos de sombras 
somos en vigilia desapego, 
tal vez un cuerpo más para alguien 
que sólo se lude por tenernos; 
Un mito por vivir... 
Sólo un silencio. 


Elisa2011

Encuentros sincopados


Me mecen las palabras
sobre mi fuente alegre
de deseos dormidos
y música de adagios,
susurro apasionado
con su influjo armónico,
agita melodía.
Me abstrae una mirada
que impulsa ligadura
en rítmica porfía,
abarca mi deseo
matiz de intensidades
y en fuerza serpentea;
ondula todo arpegio
en doble sostenido.

Tremolan los deseos,
recorren por la espalda,
frasean los teclados
en notas de armonía,
y marcan sus escalas.

La lenta ligadura
es rítmica lectura
modera el interludio
su línea divisoria;
compases sincopados
de armónico agitado,
y acorde con adornos
procuran nuestro acento...
¡Y ritmo in Do crescendo!

Cromático contraste,
cadencia de la escala;
alegre me aprisiona
deseo compartido
dejando en cada encuentro
un eco apasionado
de variación en vivo.

Placeres dan valor
al tiempo definido,
en notas del amor,
sonidos cadenciosos
silencios de la música
en cuerpos de teclados,
¡con ritmo de latidos
de encuentro sincopado!

Elisa.
22-mar-06
*Publicado e: Abr 19, 2007

martes, 18 de septiembre de 2012

El mar lo sabe todo...

               

Entre cada idea
hay un rimo danzante 
ante mis ojos
y por aquí el tiempo
se nubla por los párpados,
fustigando su caudal.
Sin saber cómo desprenderse
de la sombra emboscada de tropiezos,
persiguiendo eternidades.
Llueve en los días de dudas 
y empapados, somos mansedumbre
en el ritual de letras que caminan
hacia la hondura en la distancia
donde seremos de la niebla.

Amor, me iré...
Me estoy yendo desde entonces
en cada uno de mis pasos
cuando avanzo hacia el invierno,
hacia el lugar de esperas
pensando en cada beso y sus caricias,
amigas de mi dicha y compañeras
en la quietud silente de una mano tendida, 
en el verbo rebelde de un pensamiento
sin riendas desbocado;
corriendo raudo, ebrio por los sueños
pisando las arenas de mares y de espuma
sintiéndose un loco en febril sacudimiento.
¡Y el mar que lo sabe todo, parece que se olvida!

alattkeva-12)

Cielo


Despacio nos iremos de la mano 
entre aromas de flores con la brisa, 
el gesto consumido en la sonrisa 
y un breve beso del amor hermano. 

Leves caminaremos en el humo, 
sutil evanescencia perfumada 
dejándonos llevar a la explanada 
donde el sumario pertenece al Sumo. 

Por esa finitud que se acelera 
habrá cielo real que nos defina, 
con su juicio final que determina 
la causa que redime una quimera. 

Ha valido la pena al alabarlo, 
agradecer la vida por su causa 
sirviendo al amor en cada pausa 
y cumplir un convenio al aceptarlo. 

Despacio nos iremos de la mano
con el fervor del árbol que deshoja;
y llegando el invierno se despoja
al ignoto ritual de un fin arcano.


Elisa-12

lunes, 17 de septiembre de 2012

...búscame en las palabras



Leerás mis sentimientos en la estrofa
sintiendo el verso desnudo y transparente
con todos los que forman mis poemas,
pronunciando mi nombre con sutileza dulzona
en ese verso que se esconde avergonzado.

Si quieres saberme dentro de ti...
Búscame en las palabras,
en el azul del mar,
en el vuelo de las aves,
en el croar de la rana
y el concierto del grillo.

Yo también soy poesía.

Búscame allí en la mejilla de la luna,
en el poema que llora arrinconado,
en un cielo lluvioso de cualquier tarde,
en el estrépito de las olas.
Allá cerca, donde parece que se junta el mar y el cielo,
¡te seguiré amando con los brazos mutilados!

No me olvides que hay un suspiro velando cada noche.

Si quieres que no sea,
y que el olvido me entierre,
llévate todos mis recuerdos,
aquellos que palpitan aún dentro del alma
y no te asustes nunca,
que sólo fui un vuelo de ruiseñor
posándose en la rama de la vida.

Elisa en: "Don Anselmo"
_________________
Las ranas saben, los hombres piensan, el aire lleva, los sueños quedan; mas un silencio todo lo encierra. (Elisa Lattke-09)

Yo, la mujer…


Imagen hecha con Paint y ratón por: alattkeva

Mi versión de mujer viste palabras 
como avatar de soledad y ausencias, 
que desgrana en estrellas apagadas 
Su versión de mujer para este invierno. 

Desnuda y serena en mi crepúsculo; 
amiga de las gemas naturales. 
La adivina de vida con sus runas, 
soñadora del mar en su bahía. 

La vestida de arena en los ocasos 
y de la hoguera en llamas como alianza. 
De Homero, la elegida y convidada, 
dueña de Océano en su cantar sacro 
del sonido que nunca en mí se apaga. 

¡Quién me nombra, mujer, dulce Afrodita, 
para vestirme y desvestirme de hojas 
y versos generosos que regalo! 
¡Quién ofrece su concilio terreno 
a los cuerpos con la ansiosa desnudez 
del poema, con su fecundo acecho 
metafórico en el verbo sereno! 
¿Quién nos mira desde el génesis, mi Eva? 

Ciñe un rayo de luna que encendemos, 
hoguera sideral de los milenios; 
bebemos el mismo néctar de dioses 
permitiéndonos fausto con palabras. 
…Si aún crees en mí, varón, igual que vine; 
por múltiples facetas… ¡Corrígeme! 

Sí, agónico el sentir que me define 
en influjo de mi savia original 
de estrellada condición... enfundada; 
ropaje licencioso de mis sienes 
con el destello de mis blancas canas 
en opuestos sin nombre definido, 
siendo leyenda y vida sensitiva... 
Versión mujer, mi realidad y alcance. 


®Elisa Lattke 
05
_________________
Las ranas saben, los hombres piensan, el aire lleva, los sueños quedan; mas un silencio todo lo encierra. (Elisa Lattke-09) 

domingo, 16 de septiembre de 2012

Viajera...

*¡Quédate con el consejo!...
que es eso lo que te dejo. (!)


Mis runas místicas


Viajera de la Voz,
venida de otro mundo,
buscando un astro muerto
le tuve que dar vida.
Las llaves, una puerta
dinteles y ventanas;
ciudades y relojes
las claves que dejara,
con cantos de  querubes
en bellos pentagramas.

Un bello corazón
reliquia del pasado;
un paso entristecido
guardado en relicario.
Un beso por un cielo
más otro por sus labios,
reproche en el silencio
amor  de escapulario.

Y sigo siendo Voz
del eco en el espejo,
la fragua de la noche
en chispa de un reflejo
Un tiempo que pasado
domina aquél influjo
parece principiado

El tiempo va oxidado
al filo de una estrella
de desnudez vestida
y sello de quien sella.
Pero entre todo soy
viajera que reclama;
un subconsciente ausente
de mente  que olvidada,
consigue en la irónica
servirse de su esclava. 
... Citar citas citables
será noble castigo,
de ranas  que saltando
asaltan los caminos. (!)
*
Elisa -08

SUEÑO BLANCO


Foto de: alattkeva-12


Fue y es mi sueño de amor todo sublime, 
a ti te digo corazón que lo mantienes abrazado, 
perenne y en tu latir, redime. 

Por el la palabra es amable y no profana, 
con el verso fortuito, 
con la anuencia clara 
que lleva un corazón contrito. 

Sentido aparente, no indigno de aquél que nos oculta 
su verdad ciega y abnegación constante, 
dolor que empedernido se disfraza de equilibrio 
estatua en mármol de venerable anciana, 
pero no en su corazón, frágil como vidrio. 

Para amar con entera libertad se asume un sueño profundo, 
durable, tanto como mármol gélido; 
y no sé si alguna vez sostendrás 
...la luz de mi mirada en la tuya..., 
no tan fría como el, porque es lo único vivo que ya tengo. 

¡No mienten las estatuas amor albo y puro! 
No mienten ellas por el paseo eterno 
de decorados frívolos que llevan los caminos. 

Verdad que brilla, me regalas 
como perlas engarzadas en sonrisas; 
para mirada turquesa donde la luz no falta... 
¡Expolio a las estrellas! 

Gloria que soporta el peso del tiempo que la toca 
y alza su brazo y me señala con su dedo frío el camino 
¡Qué camino! 
...¿Cuál he de tomar? 
¿Dónde mi destino? 
Será ese canal de las lágrimas 
por donde se van los sueños lentamente 
saboreando sal de mares en las bocas, 
mendigando el beso y el abrazo, 
la dicha no fundida...para decir: 

“Por nada”... 
“...¡De nada!” 
..."¡Espérame, ya vuelvo!" 

La Verdad lleva una llave en la mano izquierda, 
cuenta con el fuego, el aire y el cielo, 
conduce más allá del Todavía... 
Mar de efervescencias, 
mar de maravillas, 
quizá tu vida y la mía estén orladas con galón de oro 
No sé si lo vi, 
lo soñé o pensé, 
...pero así se teje la utopía: 

..."¡Espérame, ya vuelvo!" 

No mienten ellas por el paseo eterno 
de decorados frívolos que llevan los caminos. 
¡No dejes que un sueño blanco termine siendo oscuro, 
espérame tú, ya vuelvo! 

¡No mienten las estatuas 
al amor que es albo y puro! 


Elisa en: “Fideas”.
Jue Mar 08, 2007 1:38 pm  
_________________
He vuelto y he visto la ventana abierta, la puerta entornada y el corazón palpitando...¿Puedo? 
¡Gracias de todos modos si un día dejo de ser una 'rana azul ' menos! (alattkeva-10)

Manos llenas

Dibujo de: alattkeva

Aún debo acariciar la vida
porque llevo las manos llenas
y tengo un suspiro traspasando el aire,
de vibración y mansedumbre.
Como gato ronroneándo a la luna
me acostumbro a los pasos sigilosos
que me llevan a otro astros.

Mis esperanzas caducadas, piden audiencia
y hemos hecho un pacto para sembrar primaveras
 en el fértil jardín de la vida 
donde reverberan soles,
las rosas callan debilitadas y sedientas.

Se rompe la tarde en lontananza
y dibuja su magia 
con su ardorosa escena de otoñales primicias.
Los frutos de la vida están servidos.

Toda su luz es alboroto de sueños
 y ella se descubre tal como es:
ardorosa, feliz y desvergonzada en sus costumbres;
coqueteando a todas las miradas
y encendiendo corazones;
provocando unas cuantas pinceladas
de estremecido magenta al horizonte.

No quisiera que mis párpados se cerraran
sin sentir como fluye la sangre, 
cuando se duerme mi tiempo
en la ternura.
Tampoco quisiera olvidar estas manos mías 
dibujando la muda y cautiva costumbre de sentir
cómo palpitan los cuerpos...
¡Es que aún las llevo llenas de caricias!


Elisa-12

sábado, 15 de septiembre de 2012

...de savia natural

Croando a mi único destino 
enseñando desnudeces, 
arbitrando las sandeces
a saltos se hace camino.

Ya no padezco insomnio
sólo hago caso a las mariposas nocturnas
y dejo que ellas  vuelen a su aire
mientras algún latido se queda sin alas.

Me desvelo sobre un agradable recuerdo
y allí me quedo dormida;
hago de mis ilusiones crepúsculos
y de mis esperanzas promesas.

La memoria
siempre luce mejor en la fronda de unas canas,
donde se entretiene con las estrellas.
Me siento en la frontera de las ideas
segura de lo que elucubro,
pero no puedo evitar  que se atrincheren ironías
con ganas de sobresaltos.

Una sirve al corazón lleno de gran ternura
aunque sepa que eres escombro de algún recuerdo que dura.


Elisa-12
 
Restaurant "Die Froschin", Erlach, Schweiz, Die Alpen-Campingmöbel -okt/10
Y dónde mejor puede sentirse una 'ranita Azul' si no es entre las de su inofensiva especie...

viernes, 14 de septiembre de 2012

Me sacudió el otoño

¡Ya no me callo una...
si se han callado todas!

Me siento femenina,
colmada del estío
regalé sentimiento,
de arena y de rocío.
Pero no me callo una,
ni dos, ni tres ni veinte...
Si alguna voz es duelo
la otra será valiente.

Ni un corazón en celo,
ni a cuervo lo consiento,
ni sombras bajo viento,
plumeros de convento.
Paloma fui sumisa
-si tengo sed, lo siento,-
pues si he de ser de un vuelo
me debo a sano aliento.

Ya no me callo una...
si se han callado todas!
mi tiempo va completo.
Me sacudió un verano
¡zumbándome al invierno!

Elisa

Atardeceres marítimos

Foto móvil: alattkeva-12
La Manga del Mar Menor-Murcia-
Foto: La Manga del Mar Menor- Murcia- ¡ Se acaba lo bueno!
Si supiese ese sol de bello anhelo
qué despiertan sus tardes al mirarlo,
extasiados de amor por contemplarlo
estaríamos siempre bajo el cielo.

La envidia que nos da teniendo celo
y si supiese el mar... que al abrazarlo
se arrimaría sólo para amarlo
enarbolado de olas por su suelo.


Porque el mar es así de apasionado
y se arriesga a hervir hasta secarse,
olvida a Poseidón que ha sentenciado.

No le tengo temor al acercarse
y lo miro en silencio enamorado,
porque incita a caricia al arrimarse.

alattkeva-12

Se sabe

Se resigna el tiempo,
se hace sumisa la vida a ciertos años,
acaso sabes envejecer por ser mujer
y como florero triste 
conviertes tu cuerpo en recipiente
conteniendo la flor de la vida,
marchitándose.

Se sabe del ayer. Yo era ella.
Me llevabas en la mano
y eras feliz, estabas enamorado.
Sonreías, me deshacía en pétalos,
tú los besabas danzando y dando giros.
Jugabas con la flor mareada.
...
-A veces recordar ayuda y acompaña
un paseo por la avenida de tilos.
Recuerdo mi timidez distante  
y tu necesidad de tocar tanta inocencia.

Ahora la flor suspira dentro de mi alma
y comprueba como algún vacío falta 
temiendo adelantarse a mis pasos.

Soy mayor, porque voy perdiendo savia
y como flor de florero me sé sin vida
mientras camino por la avenida
en medio de la algarabía de los pájaros;
ellos buscan un lugar para sus nidos.
Uno idóneo donde pasar la noche.
¡Siempre es lo mismo a este lado...!
-Nunca se cansan de recordar quién eres, cómo eres,
qué debes hacer, tu lugar, dónde ir y lo que debes callar...-
Discuten entre ellos las mejores ramas
y yo, sobre la mía, amando, pienso
y reclamo a Dios mis alas
por si acaso se olvida que también soy ave.

Elisa-12

jueves, 13 de septiembre de 2012

Naturaleza contemplada

En el anhelo quedo
sin decir nada más,
pero me pierdo mejor
en lo inflexible y recto.

Mas, comparo a las piedras
soportando el viento y de lluvia alimentadas
creciendo entre la tierra la sostienen
como endurecidos cimientos naturales,
pero expuestas en camino son tropiezos.

En su dureza golpea el eco de mi grito
como una letanía repetida de sombras contra ellas,
igual que mi inconsciente esdrújulo lee el oráculo 
dulcificando el interior de mis entregas,
penetrando en ella como semen
vivificando en clímax hacia la cúspide
del solemne placer de un dios vivo,
sobre el monte improvisado de su silogismo urgente.

En el morral lo mismo de siempre, pan y agua...
Porque aún se lleva la premisa de peregrino y su alimento
y seguirán ardiendo las coronas de unos pechos
conociendo el aroma de lo arcano que presiente
en el abedul, la encina y el castaño, 
porque de una rosa aprendemos.

Mas insiste el eco en el silencio del valle
vibra el instrumento pastoril,  
gime el aire agitándose en silbidos
y suena la música;
sólo las almas saben leer las vibraciones 
desbordándose en cantos como aves.

Elisa en: "Salambó" 


miércoles, 12 de septiembre de 2012

En tus manos mi tiempo

Dame de tu tiempo en un poema
que reviva la fe y me despierte
de este sueño de amor, en que se funde 
la paciencia en la ausencia con dolor.

...
He aprendido del insomnio sus cansancios
pero he aprendido con ellos a dormir,
a que se ocupen de mí salud y de mi tiempo
aunque se hagan a la orilla del alba
y me lleven a ser arena de tu playa.

Las fogaradas de las ideas
son las velas de mi barca.
Obstinadas llamas de hilachando rostros al crepúsculo
con sus miradas que velan regresando
a esos sueños contumaces
sin recoger amarras.

He aprendido del insomnio
a no ver sólo gaviotas volanderas,
hambrientas de lo fácil de una pesca...
Y abismado en el crepúsculo interior
reconozco mis versos de colores
que ofrezco a mi epílogo en los cansancios.

Retazos de luz remiendos son de mis velas
en la humedad derramada de un latido.
Pues se viaja en la quietud enmudecida del silencio
y se entiende el equipaje sin la queja.
Por eso he aprendido a no estremecerme ante ellos.
Debo llevar firme el timón en cada encuentro.

He aprendido a reconocer mis alas en vuelo...
A ver cómo echo en sus lances pensamientos
y como ellos construyen la nostalgia,
los rabos de las nubes donde se cuelgan
estos oleajes sonámbulos de sueño,
mientras avanzan en un cielo
mis tardes con sus cantos.

Amor, en tus manos mi tiempo
ha aprendido saborear la arena
que tu besas,
pero me sigue faltando aire sin poemas.


Elisa en: "Don Anselmo"

* http://lacharcaderanitazul2.blogspot.com.es/2012/06/just-four-you-ernesto-cortazar.html

martes, 11 de septiembre de 2012

Fragmentos del ser



Alma,
ven,
habla,
quiero sentirte.

Si nada fui, nada seré entonces
en este viaje al dentro,
al ser que no me tiene.
Siendo Eva en la esencia de la carne
pariendo hijos en el dolor de entrañas,
mujer amamantando estrellas
y durmiéndome en la curva de la luna.

Pronto seré tronco sin raíces, árbol marchitado
cuando mi yo doliente entierre sus memorias,
en la profunda grieta en que me abstraigo

Sé lo que quedará de mí,
cuando nada pasa y nada pido,
pero morir quisiera sintiendo el sol en mis retinas.
Con este dentro que aprisiona mi vida,
sin despertarme para olvido.

Me sortean los espantos estas noches
sin espacio, extinguida, maldispuesta,
inventándome lunas y perros que ladren.
Para este yo de de los adentros que se queja
y se duele, porque me sostiene por fuera.


Elisa Lattke
09

_________________
La fragua de los pensamientos es el silencio; 
ell crisol de lo que esconde enciende la mirada. (alv) 
_________________ 
Las ranas saben, los hombres piensan, el aire lleva, los sueños quedan; mas un silencio todo lo encierra. (Elisa Lattke-09)
_________________

SATURACIÓN VIAJERA


Mar, mi querido mar...He vuelto y he visto la ventana abierta, la puerta entornada y el corazón palpitando... ¿Puedo? 


 Un manifiesto me descama
como pez volador al sol,
me falta espacio.
Llegué sin alas.

    Caeré al agua...

                   ¡Caeré!

En mi casa de espuma
me arroparán mareas
y siempre se retrasa la luna
cuando viene.
Y cuando llega, me arropa con sus párpados,
me esconde en sus retinas.

Es loable mi calma
cuando aún me inspira.
Un surco de nubes espera cada noche,
para que siembre versos,
para que broten sueños por mis dedos.
Mi sandalias caminan con ellos mi tiempo,
los recogeré de nuevo al pisarlos
y se levantará el polvo de la vida.

El viaje apenas ha empezado
la brisa, amigos, la salina brisa de otro espacio
me la llevo en la mochila.
Pero necesito saber...
por qué me pesa tanto aquí en la tierra.

Saber...

De qué se alimenta la indubitable realidad de los poetas.
¡Especie singular de soñadores hambrientos de todo!
Necesito saber,
...saber...

               ¡Saber!

Si puedo beberme un vaso de aire,
el último vaso de mi vida,
aquí sobre la piedra de todos mis recuerdos.
recogiendo algunas migas de pan
para compartirlas también con las hormigas.
¡Y ese solo vaso que me falta!

Necesito de estos versos, mis semillas,
saber a qué saben...
y quiero bebérmelos con su agua,
¡agua!

Deseo probarlos uno a uno,
mi locura;
porque fue lo único que me traje,
lo que me dieron de alimento.
¡Y no sé si llegaré a calmar el amor de tantas hambres!

*

Elisa en: "Salambó".
Vie Jun 29, 2007
 _________________

¡Gracias de todos modos si un día dejo de ser una 'rana azul ' menos! (alattkeva-10)

Mi cupido...


Se puedo estar aquí y en otro lado
porque soy como el aire que respiras,
no el encuentro casual cuando deliras
ni tampoco soy basa de lo dado.

Me siento libre en corazón alado
y afiebrada va el alma si la miras;
hay contraste y reflejos cuando tiras
la flecha del amor con sumo agrado.

Va rozando su música la clave
y suena con su arpegio majestuoso,
imbricando valor al sentimiento.

Se produce un sonido con la llave,
ordenando la batuta del virtuoso
armonía rimando lo que siento

Elisa
marzo/10

...de lo arcano

נייַ

En estos versos medidos, trasciendo
porque abstraen un tiempo por lo arcano;
al conquistar la fuente en lo cercano
con hechizo de amor por el que asciendo.
Catorce versos traigo del allende
para ofrecerte a ti de blanca mano,
como lluvia vertida de altozano
pues la fe los genera en quien pretende...
Por aquéllo que guarda la memoria
en arcas del ayer y sus secretos
hallándose el amor en cada historia.
No es difícil combinar los tercetos
escondiendo una bella alegoría,
sin que pierdan virtud mis amuletos.

alattkeva-12

lunes, 10 de septiembre de 2012

Excusas para vivir


Vivir es sólo una excusa para que no se apague el Universo propio
y menos el nido de la vida, su Cosmos.(alattkeva)


He tenido que buscar cómo abrazar el miedo
para evitar que emigre la angustia con su vuelo,
inventando paisajes que lleven pensamientos
sintiéndome raíz de árbol que no ha muerto.

Sobre la plácida fronda de anaqueles del tiempo
se deshacen los sueños sobre libros cansados,
y un silencio me anuncia que una vez ha existido
llevándose su ánima allí donde has estado...
Es la vida es excusa cuando se siente alma
sabiendo que mañana es polvo ya sin nada.

Se tiende una alfombra de hierba
donde se desnuda la vida,
se va rindiendo al viento
el cuerpo que convida
sirviéndola de almohada.
Y un sueño arcano vuelve
pegado a otros recuerdos
¡Y, ahí nos abrazamos,
dejando nuestros cuerpos!

Sensibles soñadores ahítos de belleza,
henchidos de los sueños, dormidos, fatigados;
sintiendo los favores de Aquél que siente suya
la vida que le damos en ésta hueca huesa,
donde, tú y yo, estamos, sentados a su mesa.
*

A. Elisa Lattke en: "Ranita Azul"
Marzo-07

domingo, 9 de septiembre de 2012

Aroma salitre


Versos errantes


Recogí un poema en mi camino,
¡eran versos errantes y eran míos!
Un poema  solitario y olvidado.
sin rumbo iba, poseído...
Hambriento y descompuesto
por ser raro,
el pobre infeliz era decente
recordando verdades sin mentiras.

Recogí sus renglones, no vacíos...
Uno de tantos versos que se sienten
hervir su interior de mandamientos
en luceros nocturnos que no mienten.

Unos cuantos versos de la trama
del tejido social en que se mueve,
la verdad entre mentiras cada día
de quien sabe tapar lo que no puede.

alattkeva-12

ANHELO ETERNO

(Canto a la patria)
Cuando vuelva allí donde he nacido
brindaré feliz por nuestra tierra,
serenando mis anhelos a occidente
donde al Cauca el Valle se le aferra.

Recorreré los paisajes más queridos
vaciando toda mi pena contenida;
mitigándola con café caliente…
Aguardiente de caña cerrará mi herida.

Paisajes gentes y caminos
robarán mi corazón enamorado;
algún abrazo y beso conmovido
sacudirá mi cuerpo emocionado.

Me sentaré a mirar las alboradas
bebiendo zumo de caña fermentado,
seré feliz oyendo los tambores
y el corcel de la noche desbocado.

Es que llevo un ave aquí en mi pecho
en un jardín de eterna primavera,
hay aún veranos en mi cuerpo
y una cumbia pegada a mi pollera.

Bailaré a su son en una playa
con los pies fundidos en la arena;
sonreiré a la luna que suspira
escondida detrás de una palmera.

Si por fin despierto de mi sueño…
¡Más me valga estar allí tendida!
Reposando mi gozo sobre arena,
acariciada por el mar, ya poseída.

¿Cómo quieren que comparta un sueño
y os hable de mi amante… el Mar Caribe?
¡Nunca, jamás, comprenderán mi angustia,
cómo explicarles a los que no la viven!

Llenaré de versos muchas horas,
serán licor de mis deseos marchitos…
Los beberé por aquellos que me quieren
para embriagar mi corazón proscrito.

Ahora entenderéis porque amo tanto…
Por qué mi pasión está tan desbordada;
y por qué la vida me regala un canto,
¡como ofrenda a la patria colombiana!


(2001)
(®alattkeva.)

*Soy un cúmulo de ideas dispersas y abstractas que se agitan con cubitos de hielo, mientras la Vida se las bebe en mi presencia. 
(*®A. Elisa Lattke Valencia.)