martes, 25 de diciembre de 2012

Notas...




Estoy ida, no apagada...
Como la música del alma,
grito interior en armonía y como ella,
paso con mi séquito de notas envolventes.

Una forma de hallar un rostro en otro
con su resaca de sueños imposibles.
Ella llama a las cosas por su nombre
desvistiendo pentagramas, demudando
bajo la niebla de mar hasta morirse.
Se sabe que el corazón está en sus manos
cuando nos roba el alma.

La música, la que me gusta,
se detiene en la metáfora de una corchea
y termina sacudiendo pentagramas
en trémulos de semifusas.

¡Hay músicas que apaciguan el canto de las aves
o reflejan el vértigo del agua!
Por eso, estoy ida, no apagada;
como una extraña en mis adentros.


alattkeva-12

Latidos (2)


Me laten estos años de versos e intenciones
cansancio van en todos y ancianidad inmadura…
Presiento que hay un algo en mí, buscando un todo
e incertidumbres blancas coronan mis cabellos,
volcanes interiores de fuego aún durmiendo.
Me laten estos años que llevo sobre el hombro
y les siento en el brío sin el frío que no cala;
pero se impregnan de vida y me tirita el alma
sintiendo que me quieren para otro mañana.
Dejándome desnuda me voy por los renglones
con mis vergüenzas todas se enseñan a la vida;
alguno más esquivo se esconde por mi pecho
se abraza a triste músculo abriendo alguna herida.
Me veo en los cedazos de miles de albedríos…
Me veo en ‘los armarios’ saliendo con ‘mi pluma’;
recogida ante un altar haciendo mi plegaria
y me siento como ‘rana’ croando a la luna.
¡De todos modos, que importa ser un poco en todo!
La ambigüedad sincera, un universo en guerras
o loca rebeldía mirándose en espejos
no siendo de complejos... ¡Poniendo yo mis reglas!

Echándome por hombros algún viento contrario
y, en contra de mareas me siento levitando.
Vivir me queda menos, soñar me falta mucho…
Llorar, lo estoy haciendo, ¡si amamos hace daño!

Pero lo que más me gusta de esto, haciendo versos,
es que me siento inmadura jugando en todos ellos,
como si fuese siempre de aire, ¡un ser sin carne y hueso
...pasando ante unos ojos balsámicos destellos!


Elisa
Dic-09

Sobre el amor

"...aquel tiempo. Oh, cómo era yo Una,
ningún requerimiento, ninguna alevosía;
fue mi silencio como el de una piedra,
por la que arrastra el agua su murmullo.
Rainer maría Rilke -"Sobre el amor"

Imagen: alattkeva-12


Por cada latido se vive vida nueva
y sístole promete la devoción alterna;
no se arruga la voz ni se estira el silencio
sólo la prudencia se echa un siesta y espera.

Por este Caribe interior se derriten los verbos
y las tormentas se nutren de sargazos.
Algunos de los dilemas los suscitan las lecturas serias
en esos textos convulsos que no se privan de todo lo prohibido
y la diástole, acompasando el ritmo los bombea de hambres.

Circundado es el amor inocente 
pero hay viajes virginales prometiendo muertes pequeñas
Se sueña en la cripta conjugando la paz del silencio,
la percepción de lo sentido en medio de la tribu de verbos se alza en guerra
y una, se hace un murmullo de una historia bajo el árbol,
el bien y el mal son dos ángeles que luchan por ser uno.
Pensar que sólo sirves a una agonía eterna de inspiraciones, 
semejante desnudez no se inventa el paraíso eterno 
pero cuartea el fango de los que nos creen idiotas.
¡Ah, pero qué bendita fronda bajo los ojos de noches de luna
y el mar revuelto, delirando, se hace amigo y nos mece murmurando! 



Elisa en: "Salambó"

Del mar de derivas...


Publicado: Vie Ene 29, 2010 4:51 am    Título del mensaje: Como un torrente
Como un torrente

¡Ay del tan…tan…de mi tambor ignoto
cuando retumba toca con locura,
imponiéndose al verso su figura
y el sonido saliendo en alboroto!

Ahonda y golpea por mi pecho roto;
atruena y respondo, brota en cisura,
tiembla el cuerpo infeliz sin armadura
y no me espanta, es fiel su terremoto.

Como el roble soy, árbol que lo aguanta;
el verbo fluye y rompe como un río,
igual su eco se escucha por la mente

Como tromba inmensa, cursa su envío,
se hace palabra abriéndose en garganta
bajando al valle, nutre a la simiente.

Lo mismo que un torrente
es el amor que atrapa y desvaría,
pero… el mar abrazando... ¡Se hace ría!


A. Elisa Lattke V.
Copyright ®
_________________
SIMILITUDES 

Yo soy como tú, la búsqueda amada, 
suspiro, reposo, un aire de espera, 
la flor del aliento, un alma que ruega, 
mirada y hallazgo, la luz y la senda... 
Somos del tiempo vibrando sus vientos; 
verbo y llama que apaga su aliento. 
Fuego del amor, juego de su fuego, 
llanto sereno de muchas flaquezas, 
ahogando cuita que serví en artesa. 

Yo soy como tú, la esencia del alma, 
la barca, con penas por velas; 
y un sextante de sueños 
con ancla de abrazos, 
en puerto de antojos 
caricias y besos. 

Un todo en el Todo 
de fieles constancias, 
un algo en mi nada, 
retorno sin vuelta. 
Un grito en silencio... 
Un verde esperanza, 
y rosa de vientos, 
El beso en la sábana 
un deseo lúbrico 
de sueño ya inútil 
murmurando ansias. 
Orgasmo del Cosmos; 
delirio sin cuerpos, 
la fiebre en su barro 
fustigando el alma... 

¡Eso es lo que soy 
un sueño en tu todo! 

Elisa
2008


FASCINACIÓN II

Me tiemblan las manos
y hoy sólo soy la idea,
diafanidad diacrónica
Para enseñarte a recordar
dónde dejamos las caricias
desconcertadas y vacías...
Y dónde deberían de haber terminado
nuestros besos.

Te enseñaré a amar los sentidos
del movimiento.
Sin el cuerpo constreñido,
sin espíritu insípido, sobre activado y estresado;
porque me traje el cimbreo del ayer para sentirme viva.

Y otra caricia permitida
...que nadie aplica a la vida...

Escucha:
He sentido el silencio gemir
en el ángulo de una alzada, que alineaba el elemento Tierra.
¡Y me pusieron mordaza!
Pero se desbocaron mis palabras como yeguas
esta madrugada, sin mis riendas...
¡Y ahí iba... mi alazana!
Relinchaba en el silencio sobre el prado,
la aguijonea mi espuela... de Sur a Norte

Y abajo, en ese Valle
Soplaba,
...sopla...
...y soplaba...ululando el viento
y yo, castigando los ijares del deseo.
...¡Pensamientos!...
-Profanos pensamientos-
¡Malhaya sea mi estampa enamorada,
mordida del deseo!
...

Me tiemblan las manos
y hoy sólo soy la idea,
diafanidad diacrónica


Elisa
2008

Fragmentos del ser


Alma,
ven,
habla,
quiero sentirte.

Si nada fui, nada seré entonces
en este viaje al dentro,
al ser que no me tiene.
Siendo Eva en la esencia de la carne
pariendo hijos en el dolor de entrañas,
mujer amamantando estrellas
y durmiéndome en la curva de la luna.

Pronto seré tronco sin raíces, árbol marchitado
cuando mi yo doliente entierre sus memorias,
en la profunda grieta en que me abstraigo

Sé lo que quedará de mí,
cuando nada pasa y nada pido
pero morir quisiera sintiendo el sol en mis retinas.
Con este dentro que aprisiona mi vida,
sin despertarme para olvido.

Me sortean los espantos estas noches
sin espacio, extinguida, maldispuesta,
inventándome lunas y perros que ladren.
Para este yo de dentro que se queja
que se duele, cuando me sostiene fuera.


A. Elisa Lattke V
09
pub. en 2011


¡Gracias por todo si un día dejo de ser una 'rana azul ' menos, no pasa nada, todas croan y algunas mejor y más alto; son mis hermanas! (alattkeva-10)

A. Elisa Lattke V (Ranit@zul)Miembro de CiÑe (Círculo independiente Ñ de escritores)

Resignación


Estoy, como si no estuviese en mí,
mas me voy acostumbrando a sentirte palabra
dibujando imágenes como en un reto
para el no olvido.
Estrategias de la mente.

Me resignaré a la espera
acá en la orilla mía ante el inmenso océano,
que como un esbozo de las cosas que fueron
sólo me deja amaestrar latidos.

Desalaré las palabras a la deriva, tuyas y mías
guardándolas en bodegas de versos, nuestro alimento.
Y como barquitos de papel a golpes de oleaje
ellas amaron y fueron amadas
sintiendo las emociones de sus ideas;
irán sin derivas y rumbo fijo
levando anclas y cuando llegue su momento,
izarán sus velas hacia al ocaso
donde el mar besa su cielo,
¡a soplos de misteriosos seré de los mensajes navegando!
Sueños escritos
escoltados por nubes de pensamientos
y vuelos de gaviotas....
Con su luna de siempre al horizonte.
No habrán más charcas
sin reflejo de la luna,
y el croar dejará este tiempo
vencido por un mundo ajeno.


alattkeva-12

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Amor de lunas

"Casi se me acaba la fe...
casi se me escapa el amor...
casi se me quiebra la inocencia...
casi me rendí... 
Hasta que pensé en ti."


Tiéntame labio de perfil divino
mirada altiva, ojos color ámbar
para noches de luz, dulzor amado
mudas se hicieron ante su mirada.
Y de mis tiernos besos, sorprendidos
que se ocuparon de su noble cara,
fueron mi estancia de febriles juegos
y, en silencio su pupila sacra.

¡Amóme el cielo, revivieron almas!

Elisa en: "El Ruiseñor"

Dos décimas



Dame tú la vida y gozo
avecilla de alegría,
apurando cada día
de la vida en un retozo.

Este canto de alborozo
cuando el sol sale y saluda,
que no te quepa la duda
el fulgor de mi alumbrado
cuando cruzan por el vado,
si sé lo mucho que ayuda.

***

En el dulzor de ternura
del oro  de tu tesoro,
soy regalo en este coro
con el verso de lisura.

Y te lo doy por ventura
como si fuese una fiesta,
siendo palabra modesta
en la estrofa que se afirma
cuando le pongo mi firma,
a décima sin orquesta.

Elisa
(De: El dulzor de la ternura)

domingo, 18 de noviembre de 2012

Ella nos reclama


 Foto: alattkeva
Por la ruta, la tierra nos reclama
su aliento de un amor multiplicado,
si acaso algo más, un jirón de vida
y convencidos somos de sus vueltas.

Hasta pensaba algo más trascendente:
La ecuación del alma y su cifra divina...
¡Dime entonces, si fuimos o si somos
por aquéllo que falta y que tuvimos!

Sabemos que es muy difícil pensar
en la soledad del hueso sin sueños...
En las alas que no existen sin Dios
pero nunca olvidamos sus pupilas.

Indagamos el paso y nos perdemos
en otros más lejanos de las almas;
levantamos montañas sin querer
y, queriendo, evitamos los puentes.

Cuando todo esto pase, volaremos;
nuestro vuelo será semilla al viento
con su eterna estructura hecha de barro,
en tránsito de muerte y vida nueva.

¿Será que debo sentir... y saber,
estremecerme por ser del mundo
y dominar mi latido silvestre,
y una lectura en barro,  su mensaje?

¡Pues un sólo guijarro en el calzado
consigue despertarnos los sentidos;
cómo vamos a pensar que escuchen
tanto grito de barro y conmoverse!

alattkeva-12


lunes, 12 de noviembre de 2012

115




115
Quien te mira, Amor, 
contempla en un rincón
cómo revuelves este mundo 
y cómo miras
desde la oquedad oscura donde habitas,
para saber de los dedos cálidos del alba.
Quien te mira Amor,
se hace plomo derretido 
en los silencios,
para salir del fuego como ave fabulosa
y conocer dónde se anida una esperanza.


alattkeva-10
(Alrededor del Amor)

domingo, 11 de noviembre de 2012

Mientras vuelves...



Mientras vuelves...
y piensas en la Luz 
diáfana y acuosa de los llantos,
con los detalle alrededor de las sombras
y ellas sugieren a la luna poesía,
verás cómo sube el agua de la alberca
y te contagia;
con los gnomos, las hadas y los duendes.

Mientras vuelves
la infancia en los astros te sugiere
que siendo del polvo y de su viento,
una grávida semilla sin olvido;
viajando en su cometa.
también en la oquedad silente de los riscos
se iluminará de sueños  con palabras.

Mientras vuelves...
La escritura al viento se alimenta
descifrando caricias en las lágrimas;
y habrá un discurso del aire y te convence
la llovizna jugando con presagios
y la ilusa, pregonando con sus gotas,
que todo tiempo se enjuga con el agua.
...
Mientras vuelves, amiga;
este rimero de letras que te espera
se alegrará contigo en la distancia
y seremos el báculo en que apoyes
el canto que te lleva por caminos
alegrando entre otros pasos,
el que descansa.

A. Elisa lattke V

jueves, 8 de noviembre de 2012

...huellas en el camino


Como un remolino en el agua del río
la vida se acumula en las calles del pensamiento;
ella se escurre por las rendijas,
trasciende en las cavernas de los cerebros
y conjuga los recuerdos de la memoria.

Como un remolino en la estancia del tiempo,
se  dirime el contenido de su densidad
inundando la demografía de todo lo vivido,
de todo lo que fue, es y será...
Y seremos conducidos al desagüe
por inservibles al cometido verdadero
o, flotaremos grávidos
evitando el mal que criba el resultado.

Dentro como el ojo del dios menor que siempre mira,
veremos la conciencia individual agazapada,
sin forma humana porque ella no nos pertenece
mientras seamos de la sombra,
mientras no sepamos salir de ellas...
Confundidos y a tientas
buscaremos una salida hasta que demos con la Verdad.
La Luz, interruptor del alma, nos hará tangibles,
nos descubriremos y conoceremos quiénes somos.
Pero para entonces tendremos que saber
porqué hemos vuelto...
...
Sí, seremos seres impensables pero sí explicables...

Números o palabras en renglones que se heredan.
Historias de vida en la acuosa pupila que nos descubre,
frágiles, maleables y alumnos aprendiendo de nuevo
porque estamos con nosotros, pero somos ya maestros.

¡Ah, cuanta culpa en el cieno que se ignora
por no saber ser del cielo de acogida!
¿No será más bien que ese 'dios' tan buscado
esté y haya estado en nosotros... todos...
y andamos a oscuras sin saber cómo encontrarlo?

¿No será que Él en su infinito Amor
se ha repartido y necesite de nosotros,
porque siendo Padre y Creador manco ha quedado,
mutilado acaso  por darnos tanta vida
y quiera que sepamos, que siendo Uno,
seremos por fin cerebro y bienvenida.

-¡Ah, bendecida es la idea de un Dios cuando la Fe no falta!
...

Sí, eso quizá seamos todos los que  en el interior  guardando tanta vida como energía, llevando nuestros pensamientos en esa misma corriente del río pensante, que así discurre interactivo con otros seres inteligentes que piensan lo mismo y por la mismas calles de ciudades interiores; caminamos sin saber o sabiendo donde nos dirigimos, a veces con el temor de descubrir lo bello o lo malo entre tantos Km andados, pero desde el mismo punto donde nos dejaron y tuvimos una pequeña o gran historia que marcó el futuro; muchas veces sedientos de esa anterior realidad que se añora o..., abiertos a la que puede ser parte de algún sueño inesperado que sucederá en cualquier momento, un mañana den la luz del mundo cuando ya la misma empieza a apagarse de nuevo. Por eso te entiendo y te leo dentro de mí, mi querida Alma.

Esto que te dejo forma parte de  esos seres impensables pero sí explicables que somos  todos, pero todos los que están atentos a la razón que nos mueve por este lado del Universo, donde la vida aún cabe en un puñado de letras y renglones, donde ella confunde o e confunde; donde trata de defenderse  de sus detractores o críticos, donde te sientes desgarro de una misma piel que se estira  y se estira desde el suelo hasta su cielo de forma interminable. ¡Ah, trilogía de ser en lo mismo que se vive y se ha entendido siempre! Porque hasta eso debo de tener a mis años para sentir que la palabra forma parte de mi herencia en esta fusión de vida que me debo y, fiel, hago de la misma un disfrute en la memoria esparciendo pensamientos. Por eso camino observando qué llevan otros pensamientos, leo y las letras juegan ante mi mirada y me describen otros mundos aún sin descubrir, sin haberse vivido, pero lo más hermoso de todo es sentir que caminas entre ellos y que es la prosa y la poesía la que lleva en la misma corriente. Todo ello me sugieren un mundo, tú, el otra, ella, tantos que sí son fructíferos cuando pasamos por sus realidades, pero siempre hay quien se queda en la nuestra para siempre. Es como ir de forma paralela a quien camina por la misma ciudad pero en hemisferios cerebrales diferentes, son otras preocupaciones mientras se piensa, medita y mira lo que lo rodea, pero a veces debes sentir su mundo interior con el peso de su tiempo y no de la edad que ese es otro... Unos ya vuelven...

Alma, te dejo, sólo voy de camino y comentando lo que tú me sugieres mientras la ciudad interior me brinda su paisaje y el de sus gentes... Disfruto pero también me preocupo, comprendo y veo que todos convergemos al final en ese punto...

Australia Elisa Lattke V

sábado, 3 de noviembre de 2012

Autodefinición

Cuando 'parasitas' por comodidad en estos medios y no eres elemento útil,
 sabes que no has dado nada a quien debes dar una esperanza interior, 
un apoyo necesario y un etímulo creíble, porque hay demasiados 'gurus'
para enfrentarnos a lo que brota de las buenas almas;
pues entendemos que en los esquejes del Árbol de la Vida hay siempre brotes verde,
los auténticos que pueden mejorar la realidad individual 
y ofrecer el contenido que nos hace mejores si los compartimos, sin egoísmos.
Donde la verdadera luz ilumina, 
la que apenas miramos dentro de nosotros mismos, 
y todos si se lo proponen la llevan...
Si nos da de lleno, nos descubrimos a oscuras. 
Entonces, meditas y escribes preguntando:

Quizás seas del rumor o la leyenda
deshaciendo ropajes del alma.
Con la mirada al frente,
 con un atadillo de los sueños últimos
 o ese pensar de inquieta calma; 
pero en un laberinto de estaciones idas,
favoreciendo las propias ilusiones o, un acaso, 
echándole un brochazo de color a la vida.
Hay penas por dentro entre corolas,
aromas de angustias del Ser que las transmite
para mover a la esperanza y al desafío;
zarandeos que se sienten por el alma que nos prestan.
Porque falta otra 'polenización espiritual';
si no, no te vencerían tantas sombras
en ese despertar de picotear tantos cascarones
de otro nacer para vivir muriendo, 
en busca de la verdadera luz.
Y, por no gestarla, añoras las auroras de otros soles.
Eres como un planeta oscuro,
un grano de arena o mera molécula o copúsculo 
de la obra de Dios interminable.
*

Foto: felicastilatt/12



Insisto:
Mi pueblo no es este, vine de muy lejos...
El tiempo me trajo a otro proyecto,
un sueño que se acabará como el de tantos otros,
una necesidad impuesta en 'el disco duro', 
como esencia de un Todo en la de todos.
Pero sonrío al verme aquí dentro encerrada,
"en libertad condicionada"...
Donde un sueño del que ya voy despertando
recoge mi sentir perfecto,
porque en el se anidan todas mis verdades.
Me sabes, me sé, me entiendes y me ves.
Y soy de tu nada en la propia, un algo surgiendo sin parar;
me ves, te veo, me sientes en tu envés...
-¡Somos dos..., millones inconmensurables de mundos propios
en un sólo ser, Amor in crescendo!
Zarandeos te dan los semejantes
y, piensas, si eres de verdad, si existes
como la enredadera en un ciprés 
cuando apenas ves una parte del cielo,
pero floreces y te alimentas de lo mismo.
Vives parasitando en la realidad del mundo
aunque no lo veamos así, por la necesidad de supervivencia;
aportando lo mejor del bien común y espiritual.
-¿Lo hacemos conscientes de los mismo que exigimos para todos?

Y de nuevo surgen las preguntas:
 ¿Siempre florecerán mis manos 
entre otras enlazadas,
 habrán pájaros en los sueños, 
mariposas blancas y azules rondar el jardín de la imaginación, 
pero me dirán loca si me enamoro del viento y de la luna?
...
Escribes:
 Hubo más dolor y expuse mis sentimientos al juicio de las gentes, 
escribí para deshacerme de ser lo que no soy o,
 de hacer lo que debo por ser..., 
por imposición del mundo por sentir y hacer lo que siento. 
Acaso, necesite descansar entre el murmullo. 
Las palabras tienen el poder de romper o unir
 y, a veces, también nos obligan a desaparecer por un tiempo.
por no ser imprescindibles.  
Es que se medita, piensas y desde los adentros te aconsejas.

Hay demasiado por hacer para el espíritu único, 
para poder saber qué no hicimos mientras pasábamos
y un tanto más como hubiésemos deseado.
Y yo, con mi pequeño 'ego' del mundo caminando sonriente.
-Ah, nunca pasé por pasar allí donde me dejé el corazón.


alattkeva

martes, 23 de octubre de 2012

La bahía...


(alattkeva está suscripta a Youtube)

Ese dulce sentir mientras caminas
por rivera de único sendero,
donde nunca serás un forastero
apegado al amor si lo adivinas...

Ese suave palpitar donde confinas
con el alma llevada a los esteros,
es allí donde acudes pordiosero
en alas de fugaces golondrinas.

Suave y dulce sentir si se estremece
un mar que nos espera en su bahía,
despertando feliz y enarbolado.

Y... al cenit, una barca permanece
donde el cielo la besa por el día
y en las noches un mar enajenado.

Australia Elisa Lattke Valencia

lunes, 22 de octubre de 2012

Amorosa realidad (Pavana)



Ocupas momentos, trópicos visuales;
lontananzas mías desatando ideas
de mis sentimientos, bosquejos fractales
llevando caricias, borrascas, mareas…
Y así por perderte
me hice del mar por querer tenerte…
Arena, y espuma, su agua y sal llorando por verte.

Me lees y te calmas y vuelan las aves
se siente un latido perdiendo un sentido;
radar de las almas… se llevan las claves,
dolor y vagido de un mundo perdido.
Te pienso y se llora
y en tanto lamento, se implora,
¡Es dicha que lleva a pensar… que adoras!

alattkeva

miércoles, 17 de octubre de 2012

Señora Libertad


¡Ah, tú como yo,
buscando tantos desconciertos pero en orden!
Con toda la vida a cuestas, responsable y bien pesada;
con los segundos contados,
conscientes, vigilados,
hasta por la moral individual.
¡Y cuanto nos tallan!

Confiada,
responsable.
¡Oh, mi impoluta 'libertad vigilada',
siempre vestida de dignidad, no profanada.

Pero, explícame, mujer,
teniéndolo todo, no eres libre.
Las preguntas sin respuestas se hacen tangibles,
se llevan dentro, se escapan por entre las manos abiertas
que no recogen otras...
Mi querida Libertad, "conmigo o sin ti",
Acaso sea yo un buen puñado de preguntas que te hacían falta.


Dime, Señora mía,
¿qué me ofreces a mis años?
¿Qué me guardas, si es que te necesito para algo más que, mi libertad?
Porque tengo nublado el pensamiento dentro de mi alma,
y no me deja ver el camino, para volver a mí... ¡Libre!
Pero segura, digna...y ...casta... ¡Es mucho pedir!
Dame tu apoyo, tus ganas de vivir,
pero sobre todo tu buena salud de siempre,
aunque me apresen tus preceptos y reglas
y, ellas, jueguen a ser un tú y yo, para no ser nada.
¡Porque siempre dejas a la conciencia que vigile,
no engañes con tu placebo de palabras!
...
No, no lo digas aún,
ya sé lo que piensas,
ya sé lo que humilla,
ya sé lo de mi tiempo...
-"¡Para qué más libertad si eres una anciana!"...
Sí, lo sé, soy yo una mujer mayor
que aún siente la vida... ¡Aún ama!
¿Te parece poco, doña?

Esa libertad, me la regalo toda,
está dentro de mí sin tu permiso
y no me hace falta, ¡so agarrada!



alattkeva-12

Los detalles de las cosas


Esas pequeñas cosas  asumiendo detalles
sin usura del alma que las siente;
esas pequeñas cosas
  que nos diferencian
de los otros, son las nuestras.

Ese responder cuando la paciencia agota
la esperanza, y nos grita cansada
las tantas tristezas acumulas
y por algún lado,
algo siempre falta.

Ese tiempo fugaz que ya se nos escapa
con ese dolor pegado a tantos borde,
y a tanto hueso desgastado
y músculo reclamante
deseando asirnos un poco más allá
de la esperanza,
mientras se marcha este sueño de vivirnos
y se completa la existencia en su goteo
¡Marchitándose todo poco a poco,
nunca debe asustarnos si se va muriendo!

Los trinos, ¡ah, los tuyos y los míos!
Con nuestros versos a la aurora,
el efluvio del huerto de los besos
o la caricia dormida entre las manos.
¡Dios, se morirá la rosa ....
se morirá...
cualquier invierno!

Este viaje de cabellos blancos
grana los años en espigas,
con su párvulo deletreo siempre censurado
por reglas malsanas,
-¿malsanas?-
¡Si!
Obligadas, perfectas, exigentes, puras.
¡No nos engañemos!
...
Y para qué, -me digo-, si al morirnos queda
un silencio absoluto en los renglones
yermo de recuerdos, dormido para siempre 
con su poco de un 'yo'... o de un 'nosotros'
de nuestra nada gravitando.
¿Ah, y quiénes fuimos?
¡Censurando esto de la vida
en un sinvivir que empuja a ser semilla!

Y qué será de esas pequeñas cosas
las que un día nos unieron,
las que no tienen precio 
por ser las únicas rimas
escritas con el alma.
¡Sí, Amor!
Tu cuerpo junto al mío.

alattkeva-12

Decíame



Decíame...
Si tuviese de mi ansiedad asumida
esas noches de un alma iluminada,
si fuese preciso consagrada
al último arrebol donde me anida...
Un crepúsculo de un sueño dormitando,
esperando las luces de la aurora,
llenando los senderos donde añora
una dulce ave con su voz trinando.

Por el tiempo feliz de los senderos
de un ayer con sus versos me alentaba;
sembrándose palabras ella daba
metáforas de albahacas y romeros.
Me soñabas, dos éramos aldea
con el viento prendido en nuestras alas
llevadas por su magia imaginadas,
protegidos de la diosa Atenea.

Hoy me creo embrujado de la luna...
la sirvo a su locura, obsesionado
por llevarme a su fuente de amargura
hundido en su reflejo apasionado.
En este ahora de tanto que no digo
donde el armonio suena por mi pecho;
me quiero sólo mar, duele mi acecho...
¡Y dime por favor, lo qué persigo!

Elisa en: "Don Anselmo"

martes, 16 de octubre de 2012

Rastro de arena...


Algo me duele en el hoy y es mal eterno. Algo me hace feliz y también lo es...
¿Pero qué podemos hacer en el bullicio si un bello canto se vuelve desperdicio, diseccionando el poema por culpa de la ortodoxia? ¡Qué saben del numen que nos habla al oído, qué sabemos del verso que lo se extrae en su estado bruto!
-Hoy se rompe el silencio dentro del bosque... por culpa de un mosquito.
Soy yo ante el numen quien me da pensamientos y soy recepción. Memoria:
Parva mi mies tendida a mis antojos, pero aún más mi frenesí impávido;
es mala la costumbre que me enseña el mundo pero mata mi esencia, la que escribe. 
Como cofrade de un misterio, la luna lleva su luz entre mis sueños y se alegra contento un címbalo tañendo su alegría, así es igual mi risa en osadía al ver la luna enamorada.
Profundidad me pida una rosa blanca entre las rojas, - y aconseja-, pero puedo ser negra cultivada y florecer una vez tornasolada.
¿Dónde la respuesta de la lluvia?...
¿Dónde el suspiro de los hielos?...
¿Dónde este todo que deshace en nadas?
¡Dónde!
No es difícil hallar mil sensaciones si ellas se gastan en su oficio de ser cúmulo de estrellas espaciales, obligándonos a mirar más allá de lo que las tiene.
  • Si un azul de noble embrazadura clama al Dios del Mar que acude por mis playas, he de ser su esclavo, su atarraya. Vida.
Si las refulgencias puras desconciertan, qué será de las lumbres encendidas o del ascua ardiendo en las mañanas...¡Oh, si son sol de la vida!
De irisadas lágrimas y de cuencas negras bajo sombras laten manantiales; ah, qué absurdo disparate se debate un vate urdiendo su maraña.
Pudor no tengo para hacer poemas, sin embargo soy de otro rumor ajeno que me abstrae a su estero entre sayones...
Desconcertada va mi poesía, entre temblores de luz y sombras habitada; sierva nebular sin astrolabio... Y yo, voy pasando por mi tiempo...
Tú, espectro del sueño ofréceme tonsura a esta paz que consagro a mis despojos... ¡Por temor al rumor de una locura! Si soy del suyo mismo fin y pozo, guardián de secretos todavía... Y, ¿Cosa de acentos? ¡Ah, mira tú, orgulloso Vate si estropeas mi verso limpio, ese que sale de mis adentros cada día, veta soy de la dureza pétrea de donde mana! Dime: ¿Qué surge de mi cósmica armonía en paz conmigo y por un bien mi gozo... Yo te dire:
Fe. Ella no muere en el tiempo si se precipita hacia un cuenco de olvidos donde la realidad se hace sueño. Siempre será del Uno recargando Energía. Yo, sólo un corpúsculo elemento suspendido en el aire que respiras.
Como en política, cosas de este mundo si lo piensas, verás que hay quien sabe encender las emociones ajenas mientras apaga sus esperanzas y los deja a oscuras.
Pero tú busca en ti como hago yo cada día, húndete en los abismo sin clamar al cielo o a tu infierno, halla ideas en ese periplo del alma individual... su recorrido espiritual... ¿No ves que no nos damos cuenta que 'la dinamo' interior aún trabajando a baja intensidad, ha guardado un gran voltaje para no andar a oscuras por el mundo?
Fue el colmo, sí. Sólo hace falta una actitud humana y ella nos hace perder la paciencia o la esperanza y hasta la luz interior, por eso es bueno retirarse a tiempo y hacer reflexión ante el error incauto en que caemos, error del mundo en lo que se sabe  enseñado, conocido, sus reglas... Entonces debemos darnos luces interiores para no buscar a ciegas y a tientas el interruptor del alma. Ella nunca nos dejará a oscuras.
Si el lugar es perfecto para quedarse en el mundo y no fuera de el, será porque está lleno de lo que necesitamos: AMOR.
Si te propones a que la palabra sea de esperanza, reflexión y conduzca al verdadero camino, no se equivocarán quienes comprueben resultados. Sigue insistiendo sin imponer la propia. Empuñar el arma de la palabra es darse a esa guerra de los silencios donde sólo ella es la voz de nuestros pensamientos. Si yo te dijera a mis años: ¡Dame acá tu Otoño y no dejes mi invierno sin hojas, pon en mis ramas las flores de infinitas primaveras!... Si me amases seguro que todo lo tendría en tu sonrisa.
Todo cuanto hago tiene una razón, pero todo cuanto digo resume otras razones. Mis alegrías y las reparto todas.
Leo mis 'Twitts' antes de enviarlos y opino: La presunción majadera y la genialidad se notan. Pero sé que ésta mujer mayor que los escribe, sabe que sólo es una chispa en medio de un Universo. Brizna de polvo que ya dejó de ser... cuando tú, lector, pasas de mí.
Me siento aún tronco de árbol, me recojo en mis raíces esperando al viento que desnude mi reposo de hojarascas. No siempre la época que vives se adapta al contexto de su justa historia y menos a la nuestra, cada mente de los que anhelábamos otra realidad se dilata en el tiempo, se sacude, va y viene, se transforma. Ha vivido. Nunca sabremos a ciencia cierta porqué necesitamos dejar un rastro de vida sensitiva por este mundo... -¿o, si?- ¿Valdrá la pena?
Me gustaría saber si la valió para venir para volverse así como quien no quiere ni sabe de la cosa y, en algunos casos porqué hemos pasado de este gozo de vivir en un sinvivir, viviendo esta enfermedad de sentirse como apresado en la materia que ya nos supera, faltos siempre de algo que la completa... ¡Ah, pobre alma por lo que tiene que pasar siempre embutida en su escaparate entre todos los espejos, adaptándose a los cambios de la misma para salir de nuevo a la Luz liberada de su 'bodoque'!

Australia Elisa Lattke Valencia-12

sábado, 13 de octubre de 2012

Pasillo colombiano Letra del Poeta Julio Flórez Roa- Canta: Fausto Gortaire - Gotas de Ajenjo



Lugar y fecha nacimiento: Chiquinquirá, Boyacá (Colombia), 22 de mayo de 1867
Lugar y fecha defunción: Usiacurí, Atlántico (Colombia), 7 de febrero de 1923 (55 años)


CUANDO LEJOS MUY LEJOS EN HONDOS MARES,
EN LO MUCHO QUE SUFRO PIENSES A SOLAS,
SI EXHALAS UN SUSPIRO POR MIS PESARES,
MÁNDAME ESE SUSPIRO ESE SUSPIRO SOBRE LAS OLAS

CUANDO PIERDA LA TARDE SUS TRISTES GALAS
Y EN CENIZAS SE TORNEN LAS NUBES ROJAS,
MÁNDAME UN BESO ARDIENTE SOBRE LAS OLAS,
DE LAS BRIZAS QUE JUEGAN ENTRE LAS HOJAS ENTRE LAS HOJAS

CUANDO EL SOL CON SUS RAYOS DESDE EL ORIENTE
RASGUE LAS BLONDAS GASAS DE LAS NEBLINAS,
SI UNA ORACIÓN MURMURAS POR EL AUSENTE,
DEJA QUE ME LA TRAIGAN LAS GOLONDRINAS

QUE YA CUANDO LA NOCHE TIENDA SU MANTO
YO QUE LLEVO EN EL ALMA SUS DURAS HUELLAS,
TE ENVIARÉ CON MIS QUEJAS UN DULCE CANTO
EN LA LUZ TEMBLOROSA DE LAS ESTRELLAS..

jueves, 11 de octubre de 2012

Inventaré el momento


No sabes de las tantas preguntas
que marchitan el tiempo,
y hacen de los años 
un puñado 
de verdades
constreñidas 
en su eterno cavilar de luna llena.
...
Foto: fcastillalattke
I

Ponte a pensar
si desabrochas las camisa de tus nadas
desnudando las aflicciones de un otoño,
que se niega a ser de la hojarasca.
...
Por eso, paso como sombra
al patio del mundo, este otro figurado
donde no vienes.
...
- Todavía la tecnología no llega aunque me sirva.
Porque, este mi patio del ayer
y del mundo se ha perdido,
aunque aún quede bullicio
y todos juegan a vivir
con sus cartas,
¡pero ninguno lleva la de suertes
escondida bajo la manga!

Yo jugué y he jugado limpio.

...
II

Se asoman al balcón sus viejas damas
con esas otras ilusiones de escaparate
y de revista con olor a papel cuché,
coqueteando a la vida, su esperanza.

Ríen,
hablan,
piensan y escriben...
Miran desde su balcón
a los niños jugando con canicas
y a las niñas con lo de siempre...
saltando su rayuela;
alguna peina su muñeca calva
el ralo cabello que la queda.

Hay un hombre encarado con la tele
disparando con el mando a la distancia.
Una mujer hace poemas.
Otros, allá fuera en la plaza, bajo los soportales fuman
y cuentan sus batallas.

La mujer que escribía poemas se asoma al balcón,
despertando por dentro alguna racha
de vientos invernales que la acosan
y sacuden aún el amor de una esperanza.

Una corneja hace su nido en el campanario
y se oye el llanto de un infante.

Hay vida siempre alrededor, dentro y fuera.
-No siempre la existencia es dichosa.
La mujer se limpia algunas lágrimas,
cierra el balcón y la tarde se agota
cansada de ser la de todos los días.
...

III

En el patio de la vida
unas muchachas se entretienen felices
cantando la última canción de moda,
miran el surtidor enamorado de la plaza
y los muchachos en corrillos, ríen mirando el suelo,
conteniendo la vida en su mirada y otras ansias.
Sus madres las llaman desde las ventanas
para recogerse en sus hogares.
...
Y, yo, testigo mudo que deambula otros tiempos
miro la fuente donde beben
y se acicalan unos pájaros;
mas no todo parece ser de encanto
invadiendo el plástico mi aliento
y alguna radio vocifera una goleada.
Pero quiero inventarme un mágico sueño
sin ese pensar frío y oscuro,
por ser del ayer sombra de pasados,
quiero sentir que no hay miedo o dolor
en este ahora eterno por no ser algo más
cuando soy alguien,
todo lo que convierte a los sueños en marchitados
juegos de un invierno.

-Y, allí, mi astral de cuerpo transparente
transformado en vida sensitiva con palabras,
pero éstas, exigen el pago de sus cuotas
y, a la vuelta, si no se ha sanjado la deuda con la vida
con dolores, olvidos, desamor y otros sueños,
volveremos a repetir de lo tanto ya olvidado.
...
Las muchachos ven alejarse a las chicas
que coquetean y ríen y se entristece su mirada.
...
Las casas de soportales se sostienen
en gruesas columnas de granito
y las almas también en ilusiones de amor.

De las unas, cuelgan de sus balcones flores perfumadas;
de las otras, todo lo que los cuerpos
desean experimentar en sus vidas
¡siglo tras siglo!
Las almas nunca protestan,
sólo ven su experiencia asomada a su eternidad.

La gente se recoge poco a poco
hay olor a comida por un rato, lo percibo.
Luego, se cierran puertas y ventanas
y la lluvia se hace presente
con sus aguaceros de otoño,
ella siempre llega corriendo
envuelta en el aire fresco de las montañas.
...
En la plaza que atraviesa algún misterio,
ha pasado mi sombra y va callada,
pero ha echado a los vientos un poema
quedándose el amor vibrando en el aire,
mientras besa otra vida a lontananza.


Australia Elisa Lattke Valencia-12

miércoles, 10 de octubre de 2012

A ti...



A ti te parecerá una tontería
que yo te quiera así...
con esa suavidad 
que endulza
la vida
perdiéndome en el abismo de tus ojos,
en la dulzura delicada de unos besos
o en la ternura que descubre una caricia.
...
A ti, te digo, 
desde el placer sereno 
donde se entretienen tempestades
imaginando otro tiempo entre las rosas;
prestándome al rigor de los afectos
calmando el fragor con inocencia.
La cálida sensación de quien no peca.

Yo, que he jugado con el viento
 en la hojarasca
hundida 
por la lluvia,
también he exhalado
aroma de azucenas.
Te descubrí en un inefable pensamiento
mecida en el columpio de una fronda
y me sentí henchida de palabras.
¡Y eras mar... salpicándote mi verbo!
Eras inmenso y yo, las simples gotas.

Digo,
que por este cándido lugar del sentimiento
no consigo ver el mar  y sí,
verlo enfadado subido al disparate,
rompiéndose furioso por las rocas.
Tanto he deseado
 que me rompa a mí con sus rugidos
consiguiendo que sea yo...
la que se calle,
tire mis versos
y de una vez me adentre
hundiéndome en su misterio
para siempre.


Elisa

viernes, 5 de octubre de 2012

Ironías...


"¡Quemo!
¡Quédate con el consejo...
que es eso lo que te dejo."
-Advirtió la farola de la plaza a una polilla que insistía volando alrededor.
...

No todo lo que pide la existencia es a veces grato
sin comprender qué damos tanto si sufrimos;
otras veces, somos mal interpretados
y en ocasiones existe la burla solapada,
aventurando su sentir con el desprecio.
Pero cuando amas es aún peor...
No es que una pretenda dar a entender nada,
nada que no sea lo que se da y se sabe en cada cita ciega del alma
con su dulce esperanza recostada, en su farol iluminado de su plaza;
 lo que se conocía que iba a suceder antes de que ocurriese,
ese 'sexto sentido', el temor a la memoria del alma
que, aunque siga la vida alimentándose de su  triste plato de lentejas,
conoce su pan de cada día y se entretiene deshojando margaritas a la espalda.

No más se pide si una mirada fría, como un cometa helado
surca nuestro espacio y ama.

Una, camina siempre a solas,
va por dentro de sí misma , cuenta sus pasos y sus horas...
Porque sabe de su propia iluminación
en todo eso que rodea lo sentido.

¡Ojalá el mundo se estrechara
depostitando en neustras manos
ese montón de versos compartidos
siendo la palabra su alegría!

¡Qué más pedimos, eh,
... si hay pan y agua para un plato de lentejas!

Elisa

Borrador de mi tiempo



Como un Stradivarius que se aprecia
aprendí con paciencia
a aguantar cada silencio,
amándolo.
Aprendí a andar a tientas
como sombra...
A saber de las noches
sin el sueño
y, a reconocerme loca
ante un espejo
por ser la nota solitaria de una cuerda.

¡Y por aprender y saber más de la cuenta,
me quedé llorando al sentimiento!
...
Llora mi alma detrás de los helechos,
suspira el corazón por las agüeras
y se siente por los vados la berrea.
Hay vida allá en esos montes de castaños;
cuando sale "el sol de los venados"
y los ciervos no son libres...
 como dicen los hombres que los cazan.
Ellos saben ser 'pieza' y carne de otros siervos.
Y los hombres de un Dios que se derrama.

Elisa


miércoles, 3 de octubre de 2012

Diana

Me quedo en este despuntar de un sueño, 
que atrevido me llega en la distancia,
y abrazándose a mí, llora en su estancia
sin poder conocer quién fue su dueño.
¡Quién lo ideó primero, tan certero
y como dardo clavose por un pecho,
que sin poder desviarse iba derecho 
allí donde se acoge.... pordiosero! 
¡Ay, de sus almas que lo sienten dentro...
¡Ay de este sinvivir que las profana
todo lo que  el mundo las reclama,
si ese dardo es de Amor fueron su centro!
...

Elisa

domingo, 30 de septiembre de 2012

"¡Pelillos a la mar!"


...Y si la mar se enarbola
y no respeta los diques,
al campo ya no le importa
ir a la par y con pique.
¡Que no hay ventanas en vientos
ni visillos pone el mar,
sólo la espuma que sube
con su arena en temporal!
Que para vivir las olas
mecidas van a galope,
montadas y tan contentas,
dejando ver de su escote;
ese vaivén de sus prisas
en caprichoso rebote.

Ay, este mar no se inventa
si lo vemos suspirar,
pues navega mi verseo...
¡y "¡pelillos a la mar!"

Elisa en: "Don Anselmo"

jueves, 27 de septiembre de 2012

Trazos de camino




En tu boca navega mi sonrisa...
Me escondo de mis trazos en tu cielo,
y no finjo a la luz de quien te mira
y no escapo al latido de su anhelo;
pues la vida es honesta derrapando...
Nos susurra queda, disoluta dentro
estafando un tiempo de libélulas.

La luna encaramada, se sonríe,
Recuerda a la mujer que ya es abuela.


A. Elisa Lattke V. 
(Bern, Schweitz-Okt/2010)


martes, 25 de septiembre de 2012

Bruñendo mí poesía


Hay sombras que no nos nombran por no asombrar a su sombra.
Foto: alatkeva-12


Luna, no debo dormir si tú no duermes...
Se ha llenado la noche de vacíos
y te veo mi estrella pálida y sombría,
permaneciendo inmóvil en silencio.
¡Se te han caído encima todos los inviernos!

Ya se sienten los pasos del otoño,
las montañas me esperan intranquilas
y se cambian a ocres los castaños
madurando sus frutos en la umbría.
Empezarán los dedos del invierno
a tocar con su llovizna los cristales
de las viejas casonas campesinas
donde el viento mueve los fanales.
Tus ojos ya no miran mi tiempo
en su hechizo que es brisa, no sonríe
al mirar tu cabello alborotado;
y tampoco se mezclan las esferas
compartiendo su energía.

Si un duende me dijera de tus sueños
no habrían estériles madrugadas
esperando un cansancio amanecido.
Y aunque sé qué temes y te angustia...
Seguiré bruñendo de amor mi poesía.
¡No te preguntes aún porque no llueve
cuando naufraga un corazón por la bahía!

Elisa en: "Don Anselmo"

lunes, 24 de septiembre de 2012

Un poema con: ERNESTO CORTAZAR - Blue Waters

Un verano-2013

Allí están ellos enfrentados al futuro de sus vidas. Son dos de mis cuatro hijos, son hermanos y conversan de sus pasos por ella. La mayor llena de Amor y resolviendo proyectos para llenarse de conocimientos; el otro, afianzando su realidad con lo que tiene que ya es bastante por lo aprendido, pero aún no se llena, sigue soñando, buscando hasta hoy el Amor verdadero, su equilibrio basado en la entrega y la sinceridad de una pareja. ¡Dios, has de ello una realidad! (alv)


Un número


  "¡Dios mío, Dios mío!
 ¿Por qué me has abandonado?"
(Tehilim / Salmos 22:2)      



No es que quiera recordar la sangre...
Sí, la ascendente derramada.
Atropello a la vida como en otras
en el tiempo de las piedras sobre lozas.
Aferrarme a su historia. No olvidarla.
Hay fuerzas malignas, capases de romper futuros
modificando siempre resultados;
hay ríos fluyendo de las letras
vaciándose de las venas del mundo
a través de los hombres, en presentes y pasados.

Hoy no estoy por mí, les represento;
de repente soy como ellos otro número
de un tronco vivo sin mortaja;
no podría ser menos, renaciendo
del recuerdo fantasma de sus ánimas.
Quiero en este hoy vivo del reposo
dormirme sobre sus pasos 
hacia el mismo pozo de la mente,
en el estertor interior de la memoria...
Juntos en el grito de la palabra ausente
y hasta en el descerrajado cerebro sin olvido.
No hallo otra manera de soltarme de las púas...
De estos lazos de esclava....
Del textil a rayas de sus días...
De mi estrella...
Poniendo ramos y coronas con mi verbo,
pudiendo ser locura que pesa y nunca calla
en horas de su angustia en que morían.
Comprobando, qué nos hace al tacto esdrújulo
de lo que estruja el recurso y no envilece, 
sin desprecia, ni segrega o huye en diáspora
como un número más para ocultarse.
O ese otro, uno más para aferrarse
a la memoria que se duele;
si siendo pueblo en las señales,
se confundió orando en su desgracia
¡y Dios estaba ahí  con sus corderos
y era fiel a su huella sin cábala!

alattkeva-12

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Bajo la cúpula



Ando buscando una respuesta 
a las causas que tienen los sentidos, 
si por permanecer dentro de nosotros 
no hay mayor dificultad en discernirlos. 

Se alienta el alma, aviador de asiento 
para este cuerpo escriba de los siglos. 
Ayer uno, mañana quizá seamos otro, 
sólo energía, combustión, 
posiblemente olvido 
... turnándose a tiempo al frontispicio; 
una portada donde descansa un sueño 
y, bajo media cúpula de luz donde nacemos, 
erguidos como columnas nos sostenemos; 
pero somos la única seña de amor 
capaz de estremecernos. 

Se apura el tiempo y ciegos de sombras 
somos en vigilia desapego, 
tal vez un cuerpo más para alguien 
que sólo se lude por tenernos; 
Un mito por vivir... 
Sólo un silencio. 


Elisa2011

Encuentros sincopados


Me mecen las palabras
sobre mi fuente alegre
de deseos dormidos
y música de adagios,
susurro apasionado
con su influjo armónico,
agita melodía.
Me abstrae una mirada
que impulsa ligadura
en rítmica porfía,
abarca mi deseo
matiz de intensidades
y en fuerza serpentea;
ondula todo arpegio
en doble sostenido.

Tremolan los deseos,
recorren por la espalda,
frasean los teclados
en notas de armonía,
y marcan sus escalas.

La lenta ligadura
es rítmica lectura
modera el interludio
su línea divisoria;
compases sincopados
de armónico agitado,
y acorde con adornos
procuran nuestro acento...
¡Y ritmo in Do crescendo!

Cromático contraste,
cadencia de la escala;
alegre me aprisiona
deseo compartido
dejando en cada encuentro
un eco apasionado
de variación en vivo.

Placeres dan valor
al tiempo definido,
en notas del amor,
sonidos cadenciosos
silencios de la música
en cuerpos de teclados,
¡con ritmo de latidos
de encuentro sincopado!

Elisa.
22-mar-06
*Publicado e: Abr 19, 2007

martes, 18 de septiembre de 2012

El mar lo sabe todo...

               

Entre cada idea
hay un rimo danzante 
ante mis ojos
y por aquí el tiempo
se nubla por los párpados,
fustigando su caudal.
Sin saber cómo desprenderse
de la sombra emboscada de tropiezos,
persiguiendo eternidades.
Llueve en los días de dudas 
y empapados, somos mansedumbre
en el ritual de letras que caminan
hacia la hondura en la distancia
donde seremos de la niebla.

Amor, me iré...
Me estoy yendo desde entonces
en cada uno de mis pasos
cuando avanzo hacia el invierno,
hacia el lugar de esperas
pensando en cada beso y sus caricias,
amigas de mi dicha y compañeras
en la quietud silente de una mano tendida, 
en el verbo rebelde de un pensamiento
sin riendas desbocado;
corriendo raudo, ebrio por los sueños
pisando las arenas de mares y de espuma
sintiéndose un loco en febril sacudimiento.
¡Y el mar que lo sabe todo, parece que se olvida!

alattkeva-12)

Cielo


Despacio nos iremos de la mano 
entre aromas de flores con la brisa, 
el gesto consumido en la sonrisa 
y un breve beso del amor hermano. 

Leves caminaremos en el humo, 
sutil evanescencia perfumada 
dejándonos llevar a la explanada 
donde el sumario pertenece al Sumo. 

Por esa finitud que se acelera 
habrá cielo real que nos defina, 
con su juicio final que determina 
la causa que redime una quimera. 

Ha valido la pena al alabarlo, 
agradecer la vida por su causa 
sirviendo al amor en cada pausa 
y cumplir un convenio al aceptarlo. 

Despacio nos iremos de la mano
con el fervor del árbol que deshoja;
y llegando el invierno se despoja
al ignoto ritual de un fin arcano.


Elisa-12

lunes, 17 de septiembre de 2012

...búscame en las palabras



Leerás mis sentimientos en la estrofa
sintiendo el verso desnudo y transparente
con todos los que forman mis poemas,
pronunciando mi nombre con sutileza dulzona
en ese verso que se esconde avergonzado.

Si quieres saberme dentro de ti...
Búscame en las palabras,
en el azul del mar,
en el vuelo de las aves,
en el croar de la rana
y el concierto del grillo.

Yo también soy poesía.

Búscame allí en la mejilla de la luna,
en el poema que llora arrinconado,
en un cielo lluvioso de cualquier tarde,
en el estrépito de las olas.
Allá cerca, donde parece que se junta el mar y el cielo,
¡te seguiré amando con los brazos mutilados!

No me olvides que hay un suspiro velando cada noche.

Si quieres que no sea,
y que el olvido me entierre,
llévate todos mis recuerdos,
aquellos que palpitan aún dentro del alma
y no te asustes nunca,
que sólo fui un vuelo de ruiseñor
posándose en la rama de la vida.

Elisa en: "Don Anselmo"
_________________
Las ranas saben, los hombres piensan, el aire lleva, los sueños quedan; mas un silencio todo lo encierra. (Elisa Lattke-09)